Manopuntura Coreana

ManopunturaEn el cuerpo humano hay varios sistemas nerviosos, cada uno de los cuales tiene su trabajo y su responsabilidad.

Koryo Sooji Chim es la acupuntura coreana en la mano. Manopuntura Coreana es, como indica su nombre, la terapia de punción en las manos. Actualmente ya se ha demostrado que la Manopuntura es muy eficaz y se tienen buenos resultados y mejorías.

Además, es compatible con la acupuntura, moxibustión, ventosas y demás terapias.

La técnica de Manopuntura deriva en una gran comodidad, asepsia, rapidez y sobretodo eficacia terapéutica debido a que, en la mano, encontramos todos los meridianos del cuerpo y todos sus puntos correspondientes.

Evidentemente si no hubiera motivos sería absurdo cambiar una forma eficaz y probada a lo largo de miles de años (acupuntura clásica), por otra nueva (Manopuntura Coreana) y que diera los mismos resultados. Pero hay diferencias importantes, sin que estas supongan un menosprecio de la Acupuntura tradicional:

• Reduce el dolor del pinchazo, puesto que las agujas son más pequeñas y finas que las clásicas, introduciéndose sólo y como máximo a 2mm. de profundidad.

• Sus efectos son más rápidos e intensos que en la Acupuntura Clásica.

• A diferencia de los pies y las orejas, en las manos se encuentran todos los meridianos completos con todos sus puntos.

• Se pueden punturar puntos que en el cuerpo son muy dolorosos,  y que en la mano son totalmente indoloros y de muy fácil acceso.

• No es necesario tocar la aguja una vez clavada para tonificar o dispersar, lo que evita molestias al paciente a lo largo del tratamiento, sin perder el más mínimo de eficacia.

• En caso de dolor agudo o traumatismo, la punción en la zona refleja de la mano es de gran eficacia y menos molesta, evitando la manipulación de la zona afectada directamente, lo que reduce las molestias y acelera la solución.

• Aquellos puntos que en la Acupuntura Tradicional presentar problemas de punción por encontrarse incursos en zonas de centros nerviosos, sus correspondientes en la mano, no presentan ninguna limitación, con resultados similares o superiores en algún caso.

• Mediante pequeños imanes, semillas, pequeñas agujas que se pueden dejar fijas en puntos definidos y no molestos, se puede mantener unos tratamientos en la propia casa del paciente que agiliza y facilita la labor del acupuntor y aumenta su eficacia.

• Mediante la moxa de mano, ya conocida entre muchos profesionales, se puede recuperar la energía vital con rapidez y eficacia.

• Finalmente el hecho de que el paciente no necesite desnudarse, pudiendo estar sentado en una silla cómoda, en vez de tumbado en una camilla, le da agilidad y comodidad.